Bulos en WhatsApp

Los bulos en WhatsApp se comparten de forma masiva, con rapidez y son capaces de alcanzar a un gran público. Esto ha provocado que la aplicación se haya convertido en la red social donde se comparten más cantidad de noticias falsas que perjudican especialmente a personas migrantes, mujeres y personas del colectivo LGTBI+.

 

Estos rumores, bulos o fake news se comparten por WhatsApp con diversos fines, entre los que se encuentran la desinformación y la manipulación.

 

Por ello, si deseas contribuir a eliminar esta información falsa, te invitamos a participar en la #RedAlRescate y a seguir leyendo este artículo en el que te daremos algunas claves para combatir la propagación de noticias falsas o bulos xenófobos en esta red.

Desinformación y bulos en Whatsapp

Cómo se propaga la desinformación en WhatsApp

La propagación de la desinformación en WhatsApp es un fenómeno complejo y preocupante que afecta a miles de personas migrantes en España. Comprender cómo funciona este proceso es esencial para combatir eficazmente la desinformación. Aquí te explicamos cómo se propaga:

 

El reenvío masivo

Una de las características clave de WhatsApp es la facilidad con la que se pueden reenviar mensajes a múltiples contactos o grupos. Esto permite que un bulo, mensaje falso o engañoso, se difunda rápidamente a una amplia audiencia. Las personas usuarias a menudo comparten información sin verificar, creyendo que es cierto, debido a la confianza en quien envía la información original.

 

Falta de verificación

Muchas de las personas en WhatsApp no verifican la veracidad de la información que reciben. La confianza en la plataforma y en los contactos puede acarrear una consecuencia al respecto. La falta de hábitos de verificación puede permitir que los bulos se propaguen.

 

Mensajes sensacionalistas

Los mensajes que apelan a las emociones, como el miedo, la ira o la sorpresa, tienden a propagarse más rápidamente. Quien propaga la desinformación, a menudo utiliza titulares o contenido sensacionalista para captar la atención de aquellas personas que reciben el mensaje y les motivan a compartirlo.

 

Dificultad para rastrear el origen

WhatsApp está diseñada para preservar la privacidad, lo que hace que sea difícil rastrear el origen de un mensaje o contenido compartido. Esto hace que se genere cierta impunidad a quienes inician campañas de desinformación, ya que es complicado identificar a las personas responsables.

 

Filtros de validación débiles

A diferencia de otras redes sociales, WhatsApp tiene filtros de validación más débiles para detectar y prevenir la propagación de la desinformación. La plataforma se ha centrado más en la privacidad que en la veracidad de la información, lo que facilita la manipulación y el envío de contenidos engañosos.

 

La confianza en los contactos

Las personas tienden a confiar en sus contactos de WhatsApp, lo que hace que sean más susceptibles a creer y compartir información proveniente de amistades y familiares. Esto, a su vez, facilita la propagación de bulos, ya que la desinformación se presenta bajo la apariencia de confiabilidad.

 

Grupos de chat

Los grupos de chat de WhatsApp son un caldo de cultivo para la propagación de la desinformación. Un mensaje falso puede ser compartido en un grupo grande y, a partir de ahí, extenderse a otros grupos y contactos de los miembros originales.

bulos whatsapp

Consejos para evitar multiplicar la desinformación en WhatsApp

Verifica si el mensaje fue reenviado 

 

WhatsApp tiene sus propias medidas para evitar la propagación de desinformación. Para ello ha creado la etiqueta “reenviado muchas veces”, con el fin de frenar la expansión masiva de información de dudosa procedencia. Aunque no todos los mensajes reenviados tengan por qué ser bulos, sí es importante que revises la fuente del mensaje y te hagas preguntas como: ¿Quién lo creó? ¿Hay una intención detrás de esta noticia? ¿Puedo contrastar esta información en otros medios?

 

 

Ten precaución con los mensajes alarmistas, suelen ser bulos

 

En muchas ocasiones, hemos visto o recibido noticias que apelan a nuestros sentimientos más irracionales con frases alarmistas como: ¡Lo que faltaba!, ¡Vienen a quitarnos el trabajo!, ¡Me lo dijo una persona de confianza que sabe mucho de estas cosas!, ¡Compártelo antes de que lo borren!, ¡Nos quieren engañar! Pero hemos de recordar que las noticias han de apelar a la razón y deben darnos datos objetivos de fuentes fiables que demuestren que la información que transmiten es real. Si esto no sucede así, es muy probable que nos encontremos ante un bulo o fake news.

 

 

Contrasta los archivos multimedia que recibes en WhatsApp

 

A día de hoy, existen programas de edición muy sofisticados que permiten modificar y manipular imágenes, vídeos e incluso audios con relativa facilidad y con resultados que pueden ser muy convincentes, a veces tanto que es casi imposible percibirlos. En ese caso, te recomendamos que hagas un rastreo de estos archivos multimedia para conocer su origen. Si aparecen en otros medios fiables con un titular similar, existe la probabilidad de que sean verdaderos. Si no, es posible que alguno de esos archivos haya sido manipulado para ese artículo en concreto o que se trate de una imagen, un vídeo o un audio descontextualizado que pertenecen a sucesos diferentes. 

 

 

Sé crítico ante la información que recibes

 

Todas las noticias que carecen de un criterio de redacción y no se ajustan a códigos de ética periodística, tienden a ser falsas o sesgadas. Si detectas varias faltas de ortografía, frases mal construidas, o detectas que el discurso del artículo apela solamente a tus sentimientos sin ofrecer datos u otras fuentes de apoyo, desconfía de la veracidad de la información que te ofrece ese medio.  

 

En  varias ocasiones, informaciones falsas o fake news se hacen virales, pero el hecho de que un mensaje sea viral no quiere decir que sea verdadero. No debes dejarte llevar por el impulso irracional que puede producir una imagen o un título sensacionalista. Si sospechas de la información que has recibido, habla con quien te la envió y trata de conocer su origen. Si la fuente que estás consultando es oficial y contiene datos contrastables, podría ser una información veraz, pero si no, podría ser un bulo o un rumor. 

 

 

La conciencia empieza en nosotros

 

Todos tenemos grupos de WhatsApp con amigos o familiares en los que se comparte mucha información que no siempre parece real y acaba siendo un rumor, un bulo o una fake news. Es importante que si detectas que alguna de estas noticias es falsa, lo comentes dentro de tu grupo antes de que otros puedan difundirlo y generen falsas alarmas entre sus grupos de contacto. Ten en cuenta que las personas mayores son especialmente más vulnerables a estas noticias falsas porque muchas de ellas no saben cómo contrastar esa información y tienden a creérsela con mayor facilidad, pero ninguno estamos libres de caer en la trampa de las fake news. No te dejes llevar por los impulsos; indaga sobre la información, acude a fuentes oficiales y no compartas información sin saber antes que es cierta.

753

Professional & executive services

334

Regulatory & administrative areas

289

Real estate investment in Europe

416

Public projects and profit growth

Si piensas que tienes frente a ti una posible información falsa en WhatsApp, te podemos ayudar a combatir esos rumores y bulos racistas que circulan en las redes sociales y presuntos medios de comunicación.